La Tumba de la Llorona

La leyenda de la tumba de la llorona

Existen 2 versiones sobre la leyenda de la tumba de la llorona, la primera nos cuenta que la lapida se ubica en un pueblito de Dolores Hidalgo en Guanajuato.

Hace ya mucho tiempo el Vaticano dio fe de que este lugar es el único donde se aparece la llorona, incluso se realizó un exorcismo.

Corría el año de 1850 cuando los rumores entre la población empezaron a aparecer, los vecinos de aquel pueblo decían que escuchaban los lamentos de la llorona, paso el tiempo y 13 años después el que era en aquel entonces el dueño de las tierras decidió construir una cruz arriba del calvario.

Un día de tormenta un rayo golpeo la cruz, dejando la en mil pedazos, se encontraron restos hasta a 300 metros del lugar.

Antes de continuar vamos a regresar al año de 1800, en esta época era muy común que las personas trabajaran las tierras del pueblo, y cuando estos terminaban su jornada y se dirigían a sus casas solían escuchar los llantos de una mujer, todos coincidían en que la mujer llevaba puesto un largo vestido blanco, la silueta de la mujer se iba desvaneciendo a medida que se alejaba mientras gritaba “Ayyy mis hijos…”

La llorona no se iba caminando, más bien se iba flotando y los campesinos al ver esto se alejaban aterrados. Dice la leyenda que los campesinos que lograban verla y le contaban de su existencia a sus familiares, días después aparecían sin vida, o simplemente no los volvían a ver jamás.

Los campesinos se armaron de valor y pidieron ayuda a frailes españoles, quienes eran representantes de la iglesia católica. Antes de que los frailes pudieran tomar alguna decisión, tenían que confirmar la existencia de la llorona, es así como se fueron a dormir donde se escuchaban los lamentos.

Esa noche uno de los frailes alcanzó a escuchar a lo lejos el característico grito de la mujer, rápidamente voltio y se percató de la presencia de la llorona que deambulaba por los sembradíos. La llorona se detuvo en un punto y dejó de gritar.

Un fraile fue al vaticano y regresó con la orden de construir una tumba exactamente en el lugar donde la llorona se detuvo aquella noche. Cuenta la leyenda que ese sitio fue el primero en recibir un exorcismo en territorio mexicano.

El llanto de la llorona se originó a raíz de la separación de su esposo, fue ella quien ahogo a sus 3 pequeños niños, esto como venganza contra su marido. Pronto se dio cuenta de la locura que hizo, estaba muy arrepentida, sufría mucho, todos los días se ponía a llorar en el rio donde cometió el terrible crimen.

Un día con su corazón destrozado decidió aventarse al rio y morir, pues tenía la ilusión de que tal vez en el más allá podría encontrarse con sus niños que tanto amó.

Uno de los peores pecados que puedes cometer en la vida, es asesinar a tus hijos, pues según la biblia es una burla directa hacia DIOS ya que son un regalo de Él. Dicen que su castigo fue quedarse en la tierra en forma de espíritu hasta que encuentre a sus hijos, es por eso que la llorona recorre la tierra con su característico lamento de “Ayyy mis hijos…”

Dicen que en esa época la llorona fue la responsable de la desaparición de muchos niños, aquella mujer quedó con un profundo resentimiento y dicen que como no encontró a sus hijos, empezó a llevarse a otros niños…

Otro dato perturbador sobre esta leyenda es que, si eres un niño y estas dentro de cualquier rio y llegas a escuchar los lamentos de la llorona, significa que ella ya te ha estado vigilando.

La tumba de la Llorona en Zacatecas

La llorona es una de las leyendas más populares de México, otro de los lugares donde se dice que esta la tumba de la llorona es en el Panteón de Dolores del Pueblo Mágico de Jerez, Zacatecas.

En este panteón existe una estatua similar al de la Virgen, para muchos es una imagen que trasmite paz, pero en esta ocasión el monumento refleja angustia y pareciera que esta llorando. Dicen que en ocasiones han encontrado a la estatua con los ojos cerrados y otras veces abiertos.

Hay quien dice que cuando la Virgen tiene los ojos cerrados es porque la llorona salió a buscar a sus niños.

Las familias de Jerez temen por sus hijos cuando la estatua de la Virgen tiene los ojos cerrados, dicen que si la llorona encuentra a un niño se lo lleva y que cuando se da cuenta de que no es uno de sus hijos se enoja, después los avienta a la parte honda del rio para ahogarlos como hace mucho ahogo a sus hijos.

🔁 Ayúdanos a compartir en Facebook esta Leyenda Mexicana! ❤️

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *